Buscar este blog

viernes, 17 de octubre de 2014

El acontecimiento




 

Fue asombroso. Los restos de la Torre Eiffel quedaron almacenados en una cajita de zapatos. Ni nos atrevimos a dar el aplauso definitivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada